“Esta página no pretende ser un ejercicio ensimismado de ombliguismo. Nos gusta viajar casi por encima de cualquier otra cosa y ver lo que se hace fuera, con los ojos bien abiertos y los oídos, también. Pero Oviedo es nuestra casa y no admitimos que la ciudad esté muerta, apolillada, estática y apalancada. Y que sea conservadora. En Oviedo, hay muchas personas haciendo cosas, promoviendo, montando negocios, arriesgando su dinero. Hay grandísimos eventos y conciertos en garitos. Están los auditorios y están los bares. Están las librerías y están las salas de arte, las consolidadas y las que empiezan. Y estamos la gente. Pero nos necesitamos quienes estamos a ambos lados. Alguien tiene que programar, pero alguien tiene que estar del otro lado escuchando.
Hace falta, sobre todo, lo que representa esa expresión que ahora se usa tanto y que se entiende tan bien. Es necesario tener actitud.
Y la actitud que defiende esta página es la que describe Ana Rey Artime en esta entrada de su blog”.
La entrada del blog de Ana a la que me refería se llama “Criar mofu” y esta nota la escribía hace un año, el 20 de febrero del año pasado, al instante casi de crear la página de Facebook ¿Pero quién dice que en Oviedo no hay nada?
Un año después, la página es seguida por más de 3500 personas, ha difundido multitud de actos de todo tipo y se ha hecho eco de pequeños negocios u otras iniciativas de calidad llevadas adelante en Oviedo. Ha organizado algunos conciertos y tiene previstos algunos más. Ha organizado también charlas y presentaciones de libros.
Pero la iniciativa más política, más delicada, más compleja y más apasionante que ha emprendido la página, con la colaboración de la asociación Partycipa, es la de los desayunos en la calle Paraíso, para tomar allí o para llevar a casa, iniciativa detrás de la cual no hay institución alguna de ningún tipo: se nutre de la implicación ciudadana, se pretende redistributiva, en ningún caso asistencial, y comunitaria.
La página no tiene publicidad, ni la quiere. Los recursos humanos vienen de la pasión por la ciudad y de la amistad. Los materiales, de nuestros bolsillos.
Esta noche, en la sala Supernova de Oviedo, se celebra su I Aniversario, con un concierto de la banda Moonglow.
Y “Criar mofu” acaba diciendo: “… porque sospecho que yo sí sé para que sirve criar mofu. Para morirse de asco y aburrimiento”.
Porque queremos hacer un corte de manga, además de a quienes ponen cuchillas en las vallas y disparan pelotas de goma, a quienes nos sentenciaron veinte años de aburrimiento.
La Ventana de Asturias – Cadena SER – 21 de febrero de 2014.