En el corazón sentimental de Oviedo, en la plaza del Fontán, delante de las cocheras del palacio del Marqués de San Feliz, un precioso Ford Mustang rojo, la noche del sábado, nos recibe, orgulloso, mientras esperamos que se abran las puertas de esas cocheras para escuchar letras y músicas en el concierto que, en homenaje a Richard Ford, Premio Princesa de Asturias de las Letras 2016, organiza la Fundación. “Canciones para gente (moderadamente) feliz” es el nombre del homenaje, “Road-trip musical por la obra de Richard Ford”, explica el cartel.

Mientras esperamos, el promotor Enrique Patricio, que se ocupa de la producción del espectáculo, se acerca, “hay sofás en las primeras filas, el resto del espacio es para seguir el concierto de pie”.

Publicado en La Voz de Asturias. Puedes leer aquí el texto completo.