Sigue la ciudad bullendo, a pesar de la crisis, del 21 % cultural, de las Administraciones en estado de precampaña, de la falta de norma a que acogerse para sacar adelante música en según qué sitios. Sigue la ciudad bullendo gracias en muchos casos a personas inquietas, cultas y apasionadas, y ahora, en este momento, comienza la segunda sesión del Tormenta Fest, en que la primera, que sirvió de entrada, fue ayer, para presentar en Oviedo el libro de Jorge Alonso sobre Nick Cave, Compartiendo las semillas, en lo que supuso un acto como todos los que se celebran en el Café Paraíso, exquisito, acogedor, distinto al de cualquier otro lugar.
Sigue la ciudad bullendo gracias a personas como Tito Montero, alma del Tormenta, de la asociación Jaseljof que organiza, hombre entusiasta, crítico, lleno de talento, al que este año le han seguido quedando ganas para embarcarse en la segunda edición del festival, “Palabras del presente / Promesas del futuro”, donde se habla, se cuenta lo que se escribe y se canta, se manifiesta la palabra en sus distintas formas y soportes, y ahora mismo, otra vez en el Café Paraíso, el escritor Miguel Barrero presenta la novela El murmullo, de Milo J. Krmpotic, otra referencia de la editorial Pez de Plata, cuyo editor, Jorge Salvador, también está en el café, que contribuye no poco a que la ciudad bulla.
Para, del Café Paraíso, seguir al teatro Filarmónica, donde dentro de un rato, a las nueve, con la colaboración de otros que hacen que la ciudad bulla, los chicos de La Radio de Cristal, podremos escuchar a Bueno, McEnroe y Sr. Chinarro.
Y, para que la ciudad no deje de bullir, dormir, comer, reponer fuerzas, despertar, para, mañana, sábado, ir, a las seis de la tarde, al salón de actos de la Biblioteca de Asturias, en el Fontán, vieja casa de comedias que pasó de la palabra representada a la palabra impresa, aunque no solo, a la biblioteca del Fontán a escuchar a Laura Estévez, de nuevo Milo J. Krmpotic, David Barreiro y Fernando González, Gonzo, a escucharlos hablar sobre esos hermanos que a veces se aman, otras se odian, otras se aparean y otras se soportan, literatura y periodismo, y una no puede evitar, si escucha “literatura y periodismo”, recomendar otra vez A sangre fría, de Truman Capote, donde literatura y periodismo se unen en una obra genial, recomendar con envidia a quienes aún no han leído la novela, porque se encontrarán con la narración deslumbrante por primera vez.
Y, otra vez al Filarmónica, otra vez a las nueve, para escuchar a Marazu y para escuchar algunas canciones del nuevo disco de Alfredo González, La paciencia del faquir, con las colaboraciones de Bárbara Munárriz y David Rionda.
Y, en fin, sigue la ciudad bullendo, a pesar de las voces agoreras, tapadas por gente como Tito Montero, tapadas por estas otras voces llenas de letras, de músicas y de talento.
La Ventana de Asturias – Cadena SER – 27 de febrero de 2015.