Hoy, a la fuerza, tengo que hablar de algo que va a pasar dentro de muy poco en Oviedo y de lo que ya he hablado antes aquí, más o menos.
Dentro de un rato, Oviedo seguirá sin ser Nueva York y las calles de Mendizábal y de Martínez Vigil no serán Clinton Street. No seremos, tampoco, Jane, Leonard Cohen y el fascinante hombre del impermeable azul, pero estamos a finales de diciembre y habrá música toda la noche, a las cuatro de la mañana seguiremos escuchando música, en Oviedo.
Ya había dicho que Vaudí toca en el teatro Filarmónica, hoy, a las ocho y media, y parte de lo recaudado con la entrada irá destinado a Asturias Acoge.
Y en el pub La Calleja La Ciega, a partir de las diez, tendremos un concierto en el que un montón de bandas, de modo altruista, tocará a beneficio de los desayunos que la página ¿Pero quién dice que en Oviedo no hay nada? y la asociación Partycipa ofrecen cada día que hay cole a los niños y las niñas que se quieran acercar en nuestra calle fetiche, la calle Paraíso (sí, con la muralla, que acoge, arropa y abriga, desde cuyas oquedades las salamandras nos miran y aprueban o desaprueban lo que hacemos).
A veces, a la página ¿Pero quién dice…?, que una amiga y yo administramos, se le reprocha, aun de forma velada, “intención política”. Pues, sí, sin disimulo, muy clara y a mucha honra. Así la concebí desde el principio, nunca lo oculté y sin esa intención política la página sería otra cosa, no mejor, no peor, pero algo que yo no quiero que sea y en lo que no estaría.
Porque sin intención política no habría desayunos en que no se filtra la entrada, en que no se pregunta, en que no se exige, en que no queremos papeles, en que huimos de las jerarquías de cualquier tipo, sobre todo, de las morales…

Porque me da horror lo impasible.

Y como estamos en el mismo barco y acoger desayunando y desayunar acogiendo es la mejor forma de empezar el día o de acabarlo y si la acogida y el desayuno se riegan con buena música en directo todo sale y sabe mejor y como no entendemos Oviedo más que como ciudad abierta, colaboramos Asturias Acoge, Vaudí, ¿Pero quién dice…? para que ambos bolos salgan perfectos, para animar a la gente a que participe en uno, en otro o en los dos, para que dentro de un rato salgamos, disfrutemos de la buena música en directo hecha por gente solidaria.
Y con toda la intención política digo que vayamos para hacer un corte de manga a las cuchillas en las vallas y a quienes las ponen, a quienes desahucian, a quienes estafan, a quienes discriminan, a quienes miran para otro lado, a quienes nadan con sus repugnantes flotadores en la indiferencia.

Porque me da horror lo impasible, que solo incuba el huevo de la serpiente: Venid.

 

La Ventana de Asturias – Cadena SER – 20 de diciembre de 2013.