Letra y Puñal es un fanzine que se elabora en Oviedo desde hace unos cuantos años, que ahora presenta su número 7. Es un fanzine que se ocupa de la creación literaria en cualquiera de sus géneros y que habla también de música, de cine y de bares, con algo de artes plásticas. Y del proceso de creación, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
Letra y Puñal lo elabora el Ejército de la Letra Impresa, heterogéneo grupo cuyo cemento es la amistad, y también la creación literaria en cualquiera de sus géneros, la música, el cine, los bares y las artes plásticas. Y su proceso de creación, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
Letra y Puñal se publica una vez al año, se autofinancia y se presenta con una fiesta en que se recita la creación literaria en cualquiera de sus géneros y se escucha también música y se habla de cine y se celebra en los bares, con algo de artes plásticas. Y se participa en el proceso de creación, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
Letra y Puñal es un ejemplo más, y no menor, de ese Oviedo que bulle, que se mueve, que no se resigna y que me gusta, el de la creación literaria en cualquiera de sus géneros, el de la música, el del cine y el de los bares, el de las artes plásticas. Que se participa en el proceso de creación, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
Letra y Puñal ha tenido la generosidad de publicarme por primera vez en papel un pequeño trozo de ¿creación? ¿literaria? en alguno de sus ¿géneros?, en que la música tiene una importancia capital y también el cine y, desde luego, los bares, con algo de artes plásticas. Y me interesa el proceso de creación, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
Letra y Puñal se presenta dentro de un rato en Gijón, en la librería De Bolsillo, a las ocho, en un acto en el que habrá creación literaria en cualquiera de sus géneros y música y cine y bares, con algo de artes plásticas. Y se celebrará el proceso de creación, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
Porque qué otra cosa es “Piece of my Heart”, “The Weight” y la carretera, todo ello encerrado en una habitación del Chelsea Hotel. Qué otra cosa más que creación literaria, música, cine y bares, con algo de artes plásticas. Qué otra cosa cuenta Leonard Cohen: solo habla del proceso de creación en una cama deshecha, tan creación tantas veces, o más, que la creación en sí.
La Ventana de Asturias – Cadena SER – 24 de enero de 2014.