Ante el anuncio de que, en Oviedo, el equipo de gobierno municipal se disponía a iniciar la tramitación para modificar la normativa de tal modo que los locales con licencia para música amplificada hasta 90 decibelios puedan, también, programar música en directo, y no solo grabada, el 21 de octubre pasado, en la sala La Salvaje, un puñado de músicos y de músicas se juntó para apoyar la medida del mejor modo que una medida así puede apoyarse: ofreciendo su talento y su trabajo, en forma de canciones, al público que allí nos reunimos, en una buena mañana de domingo.
“Helpless”, del enorme Neil Young (en la foto, con Bruce Johnston, de The Beach Boys), sirvió para extraer de ella, como el carbón que se extrae de la tierra, el nombre del concierto y también para que la banda formada en ese momento por los músicos y las músicas que allí estaban cerrara con esta canción hermosísima y de súplica el concierto.