Un piano suena mejor cuando se ha tocado. Cincuenta (más una) películas para una noche de verano, VV. AA., Rema y Vive Editorial, Gijón 2018.

Entrevista a Juan J. Alonso en el programa de Radio 5 El musical.
Presentación en la sala Acapulco, de Gijón:
En La Nueva España.
En La Voz de Asturias.
Presentación en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, de Gijón:

En el libro, escribo acerca de tres películas.
Cine negro (también tengo unas líneas para Les diaboliques, Ascenseur pour l’échafaud, Body Heat).
De cómo los triángulos amorosos son siempre escalenos
Pigmalión y la opresión de las formas de la belleza
Laura, de Otto Preminger, Estados Unidos 1944.
Basada en la novela Laura, de Vera Caspary.
The best part of myself. That’s what you are.
“Como viendo a Gene Tierney es imposible sustraerse a la opresión de las formas que toma la belleza, cuando en el interrogatorio es deslumbrada por la lámpara, la iluminación convierte el rostro de Laura en una hermosura difícilmente igualable, recordamos al Leonard Cohen del hotel Chelsea y de Janis Joplin…”.

Musical (también tengo unas líneas para Jailhouse Rock, All that Jazz, One from the Heart).
De cómo el único psicólogo de cada diez que no recomienda más Nueva York y menos Prozac pero empieza a tener dudas mientras canta bajo la lluvia se da cuenta de que Sandy y Danny son el mejor antidepresivo
Elvis, ¿mantén lejos tus caderas?
Grease, de Randal Kleiser, Estados Unidos 1978.
Let me comb your hair down.
“Hablando de prohibiciones morales y de puritanismos, este tema, el del prejuicio, el tabú, la hipocresía, la pureza y lo casquivano es central en la película, reflejo de unos años en que la virtud blanca se vio salpicada por una música nacida en gran medida de aquello que cantaba y que bailaba la negra sensualidad, con la irrupción del ciclón Elvis como elemento fundamental, con la eclosión de una música, el rock and roll, que vino acompañada de unas formas reconocibles de bailar, de caminar, de vestirse, de peinarse, de maquillarse”.

Terror y suspense (también tengo unas líneas para NosferatuEine Symphonie des Grauens; El conde Drácula; NosferatuPhantom der Nacht).
De la seducción del horror
La condena del elixir de la sangre
Dracula, de Tod Browning, Estados Unidos 1931.
Basada en la novela Dracula, de Bram Stoker.
Listen to them…, children of the nightWhat music they make!
“Porque acaban seduciendo incluso cuando claudican y aquí podríamos hablar de la redención por amor, el sacrificio por amor para redimir, que enlaza con el relato del cristianismo, tan presente en Drácula. Podríamos hablar, sí, de la redención por amor, con el precio altísimo del sacrificio para salvar. Pero esto, ya, corresponde a otro relato”.

El libro se puede comprar:
En la web de Rema y Vive.
En la librería Cervantes, de Oviedo.