Llega mayo y llegan las golondrinas y hay una canción maravillosa de Felpeyu que no puede escucharse sin el recuerdo de Carlos Redondo y de Ígor Medio, muertos hace ya ocho años en ese accidente de coche de auténticos workers in song, de concierto en concierto, de carretera en carretera, sin tiempo para dormir.
Llega mayo y una canción maravillosa de la que Lucas 15, que está presentando su nuevo disco lleno de talentos, tiene una versión tan bonita, que tuvimos el privilegio de escuchar en la voz de Xel Pereda en la noche blanca ovetense, del pasado octubre.
Llega mayo, llegan las golondrinas y vuelve, aunque siempre está, la necesidad de escuchar “Los fayeos”, con Felpeyu o con Lucas 15, mejor las dos, y la tristeza lo cubre todo porque tampoco vamos a volver a escuchar a Los Locos en directo. Y no se pasa. Y no nos acordamos de las cosas que tan cotidianas nos resultan y la suerte de tener música registrada y máquinas que la reproducen. Porque si de vez en cuando no volviéramos a “Detrás de la verdad” todo sería mucho más asqueroso.
Llega mayo, llegan las golondrinas, que despiertan el indecente sentimiento de la nostalgia, da igual que las escuchemos en Bécquer que en Ígor Medio, de aquí para allá, que nos avisan, a pesar del cielo, aunque ya de sobra sabemos que en Asturias es así, de que llegó la primavera y que es la nuestra y que no la queramos de otro modo, porque está así, pegada a nuestra piel. Y como es tan humano disfrutar más de lo que se carece casi siempre, aquí, en cuanto sale un rayo, somos más caracoles que nadie.
Llega mayo y si el sol rasga el cielo, y aunque no lo haga, podemos volver al carbón y la arena, que sabemos que son pareja que ha aprendido a quererse y hacen el amor en la playa, como Deborah Kerr y Burt Lancaster.
Y de verdad que aunque escapemos de vez en cuando al sur nos gustan las nubes de tormenta de aquí y la huida se termina pronto. Porque sabemos que cuando más se disfrutan las cosas es cuando son excepcionales y nos gusta el sol así y nos volvemos caracoles.
Y porque, en fin, como para Fanny o para Annie Rich, aunque lleve la vida entera, se regresa a casa. Eso ya lo conocemos desde Homero. Pero tenemos la suerte de que Boni Pérez, Ígor Medio, Gram Parsons o Robbie Robertson nos lo siguen contando.
La Ventana de Asturias – Cadena SER – 2 de mayo de 2014.