El bar Castillo está en la ovetense calle del Carpio, paso franco entre el Oviedo Antiguo y el barrio de Santo Domingo, que enmarca el Campillín, un parque en cuesta nacido del organismo de posguerra de las Regiones Devastadas. En el Castillo me encuentro con Cristina Gestido, ovetense como la calle del Carpio, música: viola, intérprete de clásica; pero también guitarra y piano y bajo, intérprete de rock; compositora en español y en inglés. Cristina presenta el último disco, Too Many Ways, de su banda, Gestido, en la sala La Salvaje, de Oviedo, el próximo sábado, 18 de junio, a las 21.30. Previamente, a las 13.00, estará en la FNAC.

Publicado en La Voz de Asturias. Puedes leer aquí el texto completo.